Encontramos a San Judas Tadeo, el cual ha sido nombrado como el patrón de las causas que se tornan imposibles. Sus fieles devotos recurren siempre a él buscando